La Serie 3 de BMW cumple 40 años

 BMW  Comentarios desactivados en La Serie 3 de BMW cumple 40 años
may 292015
 
BMW-Serie-3-2-1024x683

Recientemente BMW ha renovado toda la gama de la Serie 3 formada por la berlina, la carrocería familiar o Touring y la versión de altas prestaciones M3. Cumple 40 años y seis generaciones han visto la luz desde el lanzamiento del primer Serie 3.

La historia de esta Serie 3 empezó en 1975 cuando fue presentado el E21, que desde el primer momento causó sensación. La berlina compacta deportiva se convirtió, en menos de seis años, en el modelo de BMW más vendido hasta la fecha. Por aquel entonces la carrocería contaba sólo con tres puertas, lo que le hacía, entre otras cosas, muy deseable para los compradores.

En 1983 BMW sorprendió con la llegada de la primera carrocería de cuatro puertas para el Serie 3, mucho más práctica, pero que no perdía ni un ápice de la deportividad mostrada desde sus inicios. Con el BMW Serie 3 E30 también hicieron su aparición el primer Serie 3 Touring y el primer M3 de la historia. Este último se convirtió enseguida en la referencia no solo entre los modelos de su categoría, sino entre los deportivos en general.

El BMW Serie 3 E36 de 1990 presentaba una estética nueva y moderna. Seguía la línea de sus antecesores con un capó largo, cortos voladizos delanteros y traseros y el habitáculo orientando al conductor. El frontal albergaba un nuevo diseño de los faros delanteros dobles, ya no estaban expuestos, un cristal era el encargado de cubrirlos. Estos y otros detalles siguen presentes en la sexta generación.

Con el E46 de 1998, BMW logró en la Serie 3 el reparto de pesos ideal, 50:50, en los ejes delantero y trasero. Una disposición correcta de los elementos y el uso del aluminio en muchas partes de los ejes permitían ese reparto ideal. El aumento de tamaño se tradujo en un mayor confort dentro del habitáculo. Incluía importantes sistemas de ayuda a la conducción al igual que un amplio equipamiento tecnológico, lo que le convirtieron en la referencia del segmento.


La quinta generación fue más rompedora en cuanto a su diseño exterior. La silueta del Serie 3 era reconocible, pero se diferenciaba por las llamativas formas que combinaban líneas cóncavas y convexas en su carrocería. Este particular diseño del E90, provocó controversia entre los amantes de BMW y en especial de la Serie 3. En el interior, la llegada del BMW iDrive, permitió despejar el salpicadero de mandos y botones innecesarios.

El debut del BMW Serie 3 F30, en octubre de 2011, se pudo seguir en directo a través de las redes sociales. Además del cambio exterior, que dejó atrás las líneas cóncavas y convexas para dar paso a una silueta más fluida y deportiva, el Serie 3 F30 llevaba una alta carga de gadgets tecnológicos, infotainment y sobre todo sistemas de asistencia a la conducción, servicios de movilidad y conectividad con BMW ConnectedDrive.

No sólo se ha paseado, y sigue haciéndolo, por las carreteras de medio mundo creando adeptos a la marca y a la Serie 3 concretamente, también la incursión de BMW dentro de las competiciones le han valido para hacerse un nombre dentro de los circuitos. Las imágenes del M3 en el DTM (Deutsche Tourenwagen Meisterschaft), nomenclatura en sus inicios, son inolvidables. Ganó el campeonato en 1987 y 1989.

Después de muchos años retirado de esta competición, ya con la nueva nomenclatura (Deutsche Tourenwagen Masters) o Campeonato Alemán de Turismos, BMW volvía a competir en el DTM en 2012 con el M3 y a llevarse el campeonato en el año su estreno. Todo un triunfo.

Esta claro que a lo largo de estos 40 años de evolución en la Serie 3 de BMW el dinamismo, la propulsión trasera, la equilibrada distribución de pesos, un chasis avanzado y el placer de conducción han sido pilares básicos para el éxito de esta berlina deportiva.

 Publicado por en 7:21

Nuevo BMW serie 1 en concierto

 BMW  Comentarios desactivados en Nuevo BMW serie 1 en concierto
sep 152011
 

BMW realizará un concierto presentación del nuevo BMW Serie 1 de la mano de Alejandro Sanz.

Alejandro estará acompañado de las cantantes Malú y Pau Donés, realizando los dúos que se convirtieron en números 1 y presentando en primicia un nuevo dueto junto a Amaia Montero.

La modelo Laura Sanchez y el presentador Frank Blanco serán los presentadores de esta gala.

El día 15 se comunicarán los ganadores de las entradas, que podrán recogerlas en sus concesionarios más cercanos, donde podrán además ver en primicia el nuevo BMW Serie 1.

Todos aquellos que no consigan entradas, podrán ver el concierto en directo en streaming desde el concesionario donde recojan las entradas.

El evento es el gran protagonista de una serie de acciones que ha realizado especialmente BMW, desde campañas en diferentes medios (tv, radio, internet), un videmapping que tendrá lugar el día 15 de Septiembre en la plaza de Santa Ana hasta otras acciones de street marketing que asombrarán aquellos que circulen por las calles más transitadas de su ciudad.

Para más información sobre toda la campaña Todos los detalles en:

www.cualestulinea.com

Twitter http://twitter.com/#!/BMWEspana #cualestulinea

Facebook https://www.facebook.com/BMW.Espana

 Publicado por en 12:19

BMW X-DRIVE EXPERIENCIA EN SIERRA NEVADA

 BMW  Comentarios desactivados en BMW X-DRIVE EXPERIENCIA EN SIERRA NEVADA
feb 062010
 

Bienvenido a una de las experiencias invernales más emocionantes de la temporada! Los participantes podrán adquirir la destreza necesaria para enfrentarse con la máxima seguridad a las situaciones más impredecibles causadas por las duras condiciones atmosféricas del invierno. Nuestros instructores profesionales te mostrarán como controlar la transferencia de pesos, el sobreviraje, el subviraje, la aceleración del vehículo y la frenada sobre la superficie helada o nevada. Pasada la teórica, los participantes podrán poner en práctica los conocimientos adquiridos con una amplia variedad de ejercicios realizados en circuito.

Duración del curso: Jornada completa.

Fechas: 20 ó 21 de febrero de 2010.

Notas: Estas fechas pueden sufrir algún cambio por motivos federativos, climatológicos y por disposición del circuito. Incluye desayuno, almuerzo, y bebidas.

Paquete opcional: Alojamiento en habitación individual la noche anterior al curso. Incluido cena de bienvenida y desayuno. Precio: 190€. Paquete opcional de acompañante: incluye cena de bienvenida, 1 noche de alojamiento y desayuno. Precio: 100 €. No incluye el desplazamiento hacía y desde la estación invernal.

Numero de participantes: 36, durante el curso no se admiten acompañantes

Condiciones de acceso: Permiso de conducción B en vigor

Vehiculos utilizados: BMW X1 xDrive

Reservas : 902 366 289

 Publicado por en 13:37

El BMW X1

 BMW  Comentarios desactivados en El BMW X1
jul 032009
 

• Gracias a su carácter ágil, versátil y moderno, el BMW X1permite experimentar nuevas vivencias conductivas en el segmento de los coches compactos selectos. La gama de los modelos X de BMW se amplía, agregando un innovador concepto automovilístico.
• El aplomo que irradia el diseño de la carrocería del BMW X1, se expresa con elegancia, versatilidad deportiva y espontánea agilidad. Con el nuevo modelo, las típicas cualidades y el carácter inconfundible de los modelos X de BMW se trasladan por primera vez a un vehículo perteneciente al segmento compacto selecto.
• El habitáculo del BMW X1 se distingue por su nítida funcionalidad y su estética moderna, orientada hacia el futuro. Las típicas formas ergonómicas de BMW de los mandos y del tablero, orientados hacia el conductor, se acentúan mediante las líneas del salpicadero, que parecen proyectarse hacia adelante. La exquisitez de los materiales y los colores naturales, realzan el carácter juvenil y dinámico del ambiente.
• La posición elevada del asiento, la gran espaciosidad, los numerosos vanos portaobjetos y la utilización variable del habitáculo, constituyen condiciones ideales para aprovechar la agilidad, la espontaneidad y la versatilidad del BMW X1 en ciudades y fuera de ellas. Los ocupantes de los tres asientos posteriores cuentan con bastante de espacio. Los asientos traseros tienen un respaldo con ajuste del ángulo de inclinación y, además, abatible en relación de 40/20/40. El volumen del maletero puede ampliarse de 420 a 1.350 litros. Opcionalmente puede adquirirse un techo panorámico de cristal.
• Con el moderno conjunto propulsor, el BMW X1 tiene prestaciones considerables y alcanza niveles de máxima eficiencia. Según la variante del modelo, el BMW X1 está equipado con motores diésel y de gasolina económicos y de bajas emisiones. Además, puede estar equipado con el sistema de tracción total inteligente xDrive, así como puede incluir e indicador del punto óptimo para el cambio de marchas. El BMW X1 sDrive18d con tracción trasera brilla por su extraordinaria eficiencia. Su consumo promedio según ciclo de pruebas UE es de 5,2 litros a los 100 kilómetros y su valor CO2 es de 136 gramos por kilómetro.
• La sofisticada tecnología del chasis del BMW X1 incluye en el eje delantero brazos de compresión de doble articulación o un eje de tirantes de aluminio de doble articulación, mientras que el eje posterior tiene cinco brazos de acero de construcción ligera. Además, cuenta con sistemas de servodirección de alta precisión, frenos de alto rendimiento, sistema de control dinámico de la estabilidad DSC con control dinámico de la tracción DTC, y, opcionalmente, puede disponer del sistema de control dinámico del rendimiento de los frenos.
• La estructura de la carrocería del BMW X1 logra proteger al máximo a los ocupantes del coche. El equipamiento de serie incluye cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje en todos los asientos, airbags frontales, laterales centrales y laterales superiores tipo cortina, luz de freno de adaptación automática y luz para la conducción diurna. Opcionalmente pueden adquirirse faros xenón, el sistema de adaptación del haz de luz en curvas y el asistente de funcionamiento automático de las luces altas.
• Si el BMW X1 está equipado con el sistema de navegación opcional Business o Professional, también incluye el sistema de mando BMW iDrive de última generación, con botón de mando Controller y teclas de acceso directo en la consola central, además de la pantalla Control Display montada armoniosamente en el salpicadero y teclas de funciones favoritas debajo de los mandos del climatizador, que se ofrece de serie. El sistema audio de serie puede sustituirse opcionalmente por diversos sistemas de alta fidelidad de gran calidad. A la conexión AUX-In de serie, puede sumarse opcionalmente un puerto USB. Además, BMW ConnectedDrive ofrece numerosos sistemas de asistencia al conductor y diversos servicios adicionales.
• Variantes: BMW X1 xDrive28i: Motor de gasolina de seis cilindros en línea, con cárter de magnesio y aluminio, VALVETRONIC y Doble-Vanos Cilindrada: 2.996 cc; potencia: 190 kW/258 CV a 6.600 rpm; par motor máximo: 310 Nm entre 2.600 y 3.000 rpm Aceleración [0–100 km/h]: 6,8 segundos Velocidad punta: 205 km/h (230 km/h con reglaje especial para altas velocidades) Consumo promedio según UE: 9,4 litros a los 100 kilómetros Emisiones de CO2 según UE: 219 gramos por kilómetro Norma de gases de escape: cumplimiento de UE5
BMW X1 xDrive23d: Motor diésel de cuatro cilindros con cárter de aluminio, BMW TwinPower Turbo e inyección directa common-rail Cilindrada: 1.995 cc; potencia: 150 kW/204 CV a 4.400 rpm; par motor máximo: 400 Nm entre 2.000 y 2.250 rpm Aceleración [0–100 km/h]: 7,3 segundos Velocidad punta: 205 (223 km/h con reglaje especial para altas velocidades) Consumo promedio según UE: 6,3 litros a los 100 kilómetros Emisiones de CO2 según UE: 167 gramos por kilómetro Norma de gases de escape: cumplimiento de UE5 BMW X1 xDrive20d: Motor diésel de cuatro cilindros con cárter de aluminio, turbo de geometría de admisión variable e inyección directa common-rail Cilindrada: 1.995 cc; potencia: 130 kW/177 CV a 4.000 rpm; par motor máximo: 350 Nm entre 1.750 y 3.000 rpm Aceleración [0–100 km/h]: 8,4 segundos Velocidad punta: 205 (213 km/h con reglaje especial para altas velocidades) Consumo promedio según UE: 5,8 litros a los 100 kilómetros Emisiones de CO2 según UE: 153 gramos por kilómetro Norma de gases de escape: cumplimiento de UE5 BMW X1 sDrive20d: Motor diésel de cuatro cilindros con cárter de aluminio, turbo de geometría de admisión variable e inyección directa common-rail Cilindrada: 1.995 cc; potencia: 130 kW/177 CV a 4.000 rpm; par motor máximo: 350 Nm entre 1.750 y 3.000 rpm Aceleración [0–100 km/h]: 8,1 segundos Velocidad punta: 205 (218 km/h con reglaje especial para altas velocidades) Consumo promedio según UE: 5,3 litros a los 100 kilómetros Emisiones de CO2 según UE: 139 gramos por kilómetro Norma de gases de escape: cumplimiento de UE5 BMW X1 xDrive18d: Motor diésel de cuatro cilindros con cárter de aluminio, turbo de geometría de admisión variable e inyección directa common-rail Cilindrada: 1 995 cc; potencia: 105 kW/143 CV a 4. 000 rpm; par motor máximo: 320 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm Aceleración [0–100 km/h]: 10,1 segundos Velocidad punta: 195 km/h
Consumo promedio según UE: 5,7 litros a los 100 kilómetros Emisiones de CO2 según UE: 150 g/km. Norma de gases de escape: cumplimiento de UE5. BMW X1 sDrive18d: Motor diésel de cuatro cilindros con cárter de aluminio, turbo de geometría de admisión variable e inyección directa common-rail Cilindrada: 1 995 cc; potencia:: 105 kW/143 CV a 4. 000 rpm; par motor máximo: 320 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm Aceleración: [0–100 km/h]: 9,6 segundo Velocidad punta: 200 km/h Consumo promedio según UE:: 5,2 litros a los 100 kilómetros Emisiones de CO2 según UE: 136 g/km. Norma de gases de escape: cumplimiento de UE5.

 Publicado por en 8:23

BMW, PREMIO AL MEJOR MOTOR DEL AÑO 2009: TRIPLE VICTORIA CON CUATRO SEIS Y OCHO CILINDROS.

 BMW  Comentarios desactivados en BMW, PREMIO AL MEJOR MOTOR DEL AÑO 2009: TRIPLE VICTORIA CON CUATRO SEIS Y OCHO CILINDROS.
jun 242009
 

BMW Group continúa su trayectoria de éxitos en el certamen de motores más importante del mundo
Con unas victorias sobresalientes en las tres categorías del Premio Internacional al Motor del Año, BMW Group de nuevo este año destaca su posición de liderazgo como fabricante de motores particularmente potentes y, a la vez, eficientes. En el certamen más importante de motores del mundo, el propulsor V8 utilizado en el BMW M3, el seis cilindros en línea con Tecnología Twin Turbo que se monta, entre otros modelos, en el BMW Serie 3, el BMW Serie 1 y el BMW X6, así como el motor de cuatro cilindros con turbocompresor twin scroll del MINI Cooper S, han conseguido triunfantes victorias en sus respectivas categorías.
Los premios fueron presentados el 17 de junio de 2009 en la Exposición de Motores, en Stuttgart.
Esta triple victoria continúa la historia de éxitos de BMW Group en el Premio Internacional al Motor del Año. En este certamen, que se celebra desde 1999, los motores de BMW han conseguido victorias globales no menos de seis veces, incluyendo las cosechadas los cuatro últimos años seguidos.
Los tres ganadores de este año entusiasmaron de nuevo al jurado con el fascinante desarrollo de su potencia y por su eficiencia mejorada. Esta combinación de superiores virtudes es el resultado de la estrategia de desarrollo BMW EfficientDynamics, que caracteriza tanto al ocho cilindros de BMW M GMBH y al seis cilindros en línea de BMW como al cuatro cilindros de MINI.
En la categoría de motores entre 3,0 y 4,0 litros de cilindrada, el propulsor V8 que se monta en el BMW M3 defendió con éxito el título que ya había ganado el año pasado. De hecho, este motor de 4,0 litros y 309 kW/ 420 CV hace una contribución sustancial al éxito de los deportivos de altas prestaciones de BMW en el mercado, ahora disponible con las carrocerías del BMW M3 Coupé, BMW M3 berlina y BMW M3 Cabrio.
Por su parte, el motor de seis cilindros, 3,0 litros y 225 kW/ 306 CV con Twin Turbo y High Precision Injection, este año de nuevo ha dominado la categoría de motores entre 2,5 y 3,0 litros por tercera vez consecutiva.
La continuidad también ha marcado la categoría de motores entre 1,4 y 1,8 litros desde el año 2007, donde el propulsor de cuatro cilindros y 1,6 litros del MINI Cooper S con turbocompresor twin-scroll, inyección directa de gasolina y una potencia máxima de 128 kW/ 175 CV, sigue marcando el listón de referencia.
Las decisiones del Premio Internacional al Motor del Año son tomadas por un jurado formado por renombrados periodistas del motor. Este año, un equipo con nada menos que 65 expertos procedentes de 32 países, concedió los premios en ocho categorías basadas en la cilindrada de los motores, tres categorías especiales y también un premio especial para el ganador global.
Después de la undécima celebración que se lleva a cabo de este certamen desde 1999, BMW Group ya ha conseguido más de 40 trofeos. Este continuo éxito en el certamen más importante de motores del mundo es una prueba impresionante del saber hacer a nivel mundial de BMW en el ámbito del desarrollo de propulsores.

 Publicado por en 4:40

COLECCION ANIVERSARIOO MINI PARA CELEBRAR EL 50 CUMPLEAÑOS. EL ESTILO DE VIDA BRITANICO COMBINA CON LO ULTIMO EN CONDUCCION

 BMW  Comentarios desactivados en COLECCION ANIVERSARIOO MINI PARA CELEBRAR EL 50 CUMPLEAÑOS. EL ESTILO DE VIDA BRITANICO COMBINA CON LO ULTIMO EN CONDUCCION
jun 192009
 

Hace aproximadamente 50 años, la primera unidad de este automóvil legendario salió de la línea de montaje. Para conmemorar el 50º cumpleaños, MINI presenta su Colección 50 Años, con ropa y accesorios que a buen seguro cautivarán no sólo a los aficionados más antiguos.
Lo más destacado del estilo 50Y
¡El aspecto mod vuelve a estar de moda! La parka ha sido una prenda de culto desde los sesenta, protagonista de innumerables tendencias de diseño. MINI ahora presenta su propio y moderno homenaje al clásico diseño M51 Fishtail. Esta parka unisex verde oliva con capucha tiene una interesante característica: un trozo de velcro en la manga izquierda permite poner y quitar parches con diferentes diseños.

¡De compras hasta que el cuerpo aguante! Como la ocasión lo merece, MINI ha rebuscado en lo más profundo de los archivos fotográficos históricos. El resultado son los tres bolsos 50Y Shopper, con un diseño retro muy de moda. Las imágenes impresas en los bolsos son antiguos temas de los sesenta, y se puede elegir entre imágenes de Londres, Monte Carlo y la Costa Azul italiana. Estos amplios bolsos están disponibles en varios tamaños y formas, para satisfacer todas las necesidades a la hora de salir de compras.

¡Sé el centro de todas las miradas! En colaboración con los expertos de Onitsuka Tiger, MINI ha diseñado las zapatillas 50Y Edición Aniversario. Esta edición limitada está formada por las zapatillas 50Y Camden en piel marrón con líneas grises en contraste y las zapatillas 50Y Mayfair, en piel gris con líneas turquesa. Las plantillas de estas dos zapatillas deportivas toman su forma del diseño de los asientos de MINI, mientras que los embellecedores metálicos de los agujeros para pasar los cordones están inspirados en los marcos cromados de los faros. El logo del aniversario se encuentra en el talón de las zapatillas.

Las gafas de sol 50Y aniversario de estilo aviador son un homenaje al país de origen de la marca, y tienen un llamativo diseño de la bandera inglesa en la parte interior de la montura que hace que cada par sea único. Tienen un discreto logo MINI en cada patilla, mientras que las lentes antifractura de material sintético de alta calidad proporcionan protección 100% a los rayos UV.
Hace aproximadamente 50 años, la primera unidad de este automóvil legendario salió de la línea de montaje. Para conmemorar el 50º cumpleaños, MINI presenta su Colección 50 Años, con ropa y accesorios que a buen seguro cautivarán no sólo a los aficionados más antiguos.
Lo más destacado del estilo 50Y
¡El aspecto mod vuelve a estar de moda! La parka ha sido una prenda de culto desde los sesenta, protagonista de innumerables tendencias de diseño. MINI ahora presenta su propio y moderno homenaje al clásico diseño M51 Fishtail. Esta parka unisex verde oliva con capucha tiene una interesante característica: un trozo de velcro en la manga izquierda permite poner y quitar parches con diferentes diseños.

¡De compras hasta que el cuerpo aguante! Como la ocasión lo merece, MINI ha rebuscado en lo más profundo de los archivos fotográficos históricos. El resultado son los tres bolsos 50Y Shopper, con un diseño retro muy de moda. Las imágenes impresas en los bolsos son antiguos temas de los sesenta, y se puede elegir entre imágenes de Londres, Monte Carlo y la Costa Azul italiana. Estos amplios bolsos están disponibles en varios tamaños y formas, para satisfacer todas las necesidades a la hora de salir de compras.

¡Sé el centro de todas las miradas! En colaboración con los expertos de Onitsuka Tiger, MINI ha diseñado las zapatillas 50Y Edición Aniversario. Esta edición limitada está formada por las zapatillas 50Y Camden en piel marrón con líneas grises en contraste y las zapatillas 50Y Mayfair, en piel gris con líneas turquesa. Las plantillas de estas dos zapatillas deportivas toman su forma del diseño de los asientos de MINI, mientras que los embellecedores metálicos de los agujeros para pasar los cordones están inspirados en los marcos cromados de los faros. El logo del aniversario se encuentra en el talón de las zapatillas.

Las gafas de sol 50Y aniversario de estilo aviador son un homenaje al país de origen de la marca, y tienen un llamativo diseño de la bandera inglesa en la parte interior de la montura que hace que cada par sea único. Tienen un discreto logo MINI en cada patilla, mientras que las lentes antifractura de material sintético de alta calidad proporcionan protección 100% a los rayos UV.

 Publicado por en 15:46

UN GANADOR: MINI JOHN COOPER WORKS WORLD CHAMPIONCHIP 50

 BMW  Comentarios desactivados en UN GANADOR: MINI JOHN COOPER WORKS WORLD CHAMPIONCHIP 50
jun 192009
 

Ambos fueron revolucionaros y triunfaron: en el verano de 1959 Alec Issigonis presentó su concepto de automóvil de pequeño tamaño que, con su motor delantero montado transversalmente y espacio para cuatro ocupantes y equipaje, iba a convertirse en la referencia por su tamaño compacto y por el placer de conducción que proporcionaba. Ese mismo año, el fabricante de automóviles deportivos John Cooper ganó su primer título en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 con Jack Brabham al volante. 50 años después, el MINI John Cooper Works World Championship 50 conmemora tanto el comienzo de la exitosa trayectoria del Mini clásico como la victoria en el Campeonato de F1 de Pilotos y de Constructores del equipo de competición de John Cooper. Esta edición especial de MINI ha sido concebida por Mike, el hijo de John Cooper. Su firma se encuentra en el salpicadero y en una de las líneas decorativas del capó. Tendrá una producción limitada a 250 unidades, y fue presentado al público en el Festival MINI United 2009, en Silverstone. Este automóvil está basado en el MINI John Cooper Works y está impulsado por un motor con 211 CV, cuatro cilindros con turbocompresor Twin-Scroll e inyección directa de gasolina. La versión de serie del MINI John Cooper Works World Championship 50 tiene numerosos detalles en el exterior y el interior que reflejan la tradición de la marca en competición.
La carrocería del MINI John Cooper Works World Championship 50 es de un color nuevo en MINI llamado verde Connaught, el famoso color de los coches de competición británicos de la época de los 50 y los 60. Se combina con líneas de color Blanco Pepper en el capó y el techo. El verde con las líneas blancas en el capó replica el color de los automóviles de Fórmula 1 de Cooper. La especificación de estos colores ha sido proporcionada por Mike Cooper, lo que le proporciona su autenticidad a este automóvil. Mike fue consultado en el proceso de desarrollo por el departamento de diseño de MINI. El nombre completo de Mike es “John” Michael Cooper, y él firma como John Cooper. Su firma aparece en una de las líneas del capó y en una placa en el salpicadero. Para acentuar aún más su carácter competitivo, esta edición especial tiene el paquete aerodinámico John Cooper Works y las llantas de aleación ligera John Cooper Works Cross Spoke CHALLENGE en color Negro Jet.
Diseñado para ofrecer un extremo placer deportivo, exterior e interiormente
Para garantizar una visibilidad óptima y un aspecto llamativo, los faros son bixenón con superficies interiores negras y tiene luces de carretera adicionales con carcasas negras. El MINI John Cooper Works World Championship 50 también tiene toda una serie de elementos de fibra de carbono, como el marco de la entrada de aire del capó, el difusor trasero, las carcasas de los espejos retrovisores exteriores y el embellecedor que oculta la manilla del portón. Estos elementos proporcionan la conexión con la época moderna de la competición. La numeración especial en las “escotillas” laterales identifica a cada MINI John Cooper Works World Championship 50 como un ejemplar único de una serie limitada exclusiva.
El ambiente de competición se mantiene en el interior con los acabados y el color Negro Carbón, con sutiles toques deportivos rojos. Los asientos, completamente de piel, son negros con ribetes rojos y la parte inferior del salpicadero y los reposabrazos también son rojos a juego, como lo son las costuras de las alfombrillas y los guardapolvos de la palanca de cambio y del freno de mano. El salpicadero y los tiradores de las puertas también siguen el diseño de fibra de carbono, como el embellecedor del volante deportivo, cuyo aro está tapizado con Alcántara para proporcionar el máximo placer deportivo en la conducción.
Tecnología de competición: motor de cuatro cilindros con 211 CV
Como las características del diseño del MINI John Cooper Works World Championship 50, el propulsor que se encuentra bajo el capó está igualmente definido por el saber hacer en competición del MINI John Cooper Works. Este propulsor de 1,6 litros y cuatro cilindros está basado en el motor del MINI John Cooper Works CHALLENGE, que tuvo como antecesor al 2008 MINI CHALLENGE. Proporciona 211 CV y un par motor de hasta 260 Newtons por metro entre 1.850 y 5.600 rpm, que incluso puede aumentar temporalmente hasta 280 Nm gracias a la función overboost. La transmisión de la potencia se lleva a cabo a través de una caja de cambios manual de 6 velocidades. Todo esto permite al MINI John Cooper Works World Championship 50 acelerar desde parado hasta 100 km/h en sólo 6,5 segundos, y alcanzar una velocidad máxima de 238 km/h. El consumo medio en el ciclo de homologación europeo es 6,9 litros cada 100 kilómetros, con una cifra de CO2 de 165 gramos por kilómetro.
La tecnología de la suspensión, única en su categoría, también es clave para alcanzar las prestaciones superiores del MINI John Cooper Works World Championship 50. Además de las columnas telescópicas McPherson en el eje delantero y un eje trasero de brazo central, único en el segmento de los automóviles de pequeño tamaño, la dirección asistida electromecánica (EPS) también ayuda a garantizar una trayectoria segura y apasionantemente precisa. El botón Sport (también de serie) en la consola central activa un ajuste notablemente más dinámico con una respuesta más nítida de la dirección y una mayor precisión. A la vez, el botón Sport también selecciona una programación del acelerador aún más deportiva. El gran sistema de frenos con pinzas de aluminio rojas garantiza unas cortas distancias de frenado. Este sistema responde de forma precisa y la fuerza de frenado puede aplicarse con gran precisión.
El equipamiento de serie también incluye Control Dinámico de Estabilidad (DSC) con asistente de arranque en rampa, Control Dinámico de la Tracción (DTC) y asistente de frenado. Con el DTC desactivado el sistema de control del Diferencial Autoblocante Electrónico (también de serie) se activa en el eje de tracción, lo que proporciona una conducción más dinámica cuando se acelera a la salida de las curvas en carreteras sinuosas, por ejemplo.
Hace 50 años: las ideas revolucionarias llevaron al éxito
El MINI John Cooper Works World Championship 50 es el más nuevo y a la vez el más fascinante resultado de una larga tradición en competición compartida por las marcas MINI y John Cooper Works. Incluso antes de que el Mini clásico se lanzara al mercado, el fabricante de automóviles deportivos John Cooper ya había centrado su atención en este pequeño automóvil revolucionario. Un aumento en la potencia del motor y algunos pequeños retoques transformaron rápidamente lo que era principalmente un automóvil práctico de dos puertas en todo un deportivo muy competitivo. En los años 60, los modelos Mini Cooper y Mini Cooper S marcaron un hito como serios vencedores tanto de competiciones de rally como en los circuitos. Los principales logros en el palmarés de competición del Mini clásico son las tres victorias del rally de Monte Carlo en 1964, 1965 y 1967.
Como amigo íntimo y socio del creador de Mini Alec Issigonis, John Cooper preparó el camino –y dio su nombre– para estas versiones del Mini, que más tarde demostraron sus éxitos en el terreno de la competición. Este hombre, que reconoció anticipadamente el potencial del Mini en competición y lo materializó sistemáticamente, ya había generado una revolución en los circuitos de todo el mundo. Fue el primer fabricante, junto con su padre Charles Cooper, en inscribir un automóvil con motor central en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1. Haciéndolo, el equipo inició una tendencia pionera para todo el mundo de la competición del automóvil. En 1959 y 1960, los automóviles de competición de Cooper consiguieron alzarse con la victoria en el Campeonato de Constructores y de Pilotos del Campeonato del Mundo de Fórmula 1: toda una primicia en la historia de la competición para modelos con motor central. Fue un concepto que caló: hasta el día de hoy, todos los coches de Fórmula 1 se construyen de acuerdo con este principio.
50 años después, el legendario circuito de carreras británico de Silverstone proporcionó el escenario perfecto para la presentación mundial en primicia del MINI John Cooper Works World Championship 50. Del 22 al 24 de mayo de 2009, los aficionados de MINI de todo el mundo celebraron el 50º aniversario de la marca en el Festival MINI United. Se reunieron para disfrutar un apasionante programa de actuaciones en directo de estrellas de primera línea del panorama musical internacional, actividades propias del típico estilo de vida MINI y un sinfín de muestras de la tradición de la marca. Por supuesto también hubo gran cantidad de actividades de competición: en Silverstone se celebraron dos pruebas del actual MINI CHALLENGE alemán, razón suficiente como para recordar una historia en competición tan exitosa como diversa.

 Publicado por en 12:16

MINI CHALLENGE: Sáez e Izaguirre dominaron en “su” circuito

 BMW  Comentarios desactivados en MINI CHALLENGE: Sáez e Izaguirre dominaron en “su” circuito
jun 082009
 

Madrid.-Los madrileños Víctor Sáez y David Izaguirre se impusieron con claridad en la segunda prueba de la MINI CHALLENGE, que se disputó en el circuito del Jarama.
Ante el numeroso público que se congregó en el veterano trazado, los pilotos del Herranz Racing Team supieron aprovechar la oportunidad de salir primeros, tras los buenos resultados obtenidos en las mangas clasificatorias. Primero David, que es quien tomó la salida, y después Víctor, que condujo en el segundo relevo, dominaron con autoridad la carrera encabezando la clasificación de principio a fin.
La jornada comenzó con la disputa de la segunda clasificatoria, en la que Víctor Sáez no tuvo demasiados problemas para hacerse con el triunfo por delante de Luigi Mazzali y Goncalo Gomes. En esta manga hubo que lamentar la ausencia de los coches de los hermanos Petiz, líderes hasta el Jarama del certamen, y de Baeza y Martínez Ucha, ante la imposibilidad de repararlos tras el golpe del sábado.

La carrera final cerraba un interesante programa de carreras, que se completaba con numerosas acciones promocionales de MINI que contaron con la presencia de un gran número de aficionados. Detrás de los que serían los vencedores (Sáez e Izaguirre), Luís Miguel Reyes y Marta Suria se mantuvieron en la segunda posición casi toda la prueba, hasta que un pequeño fallo de Marta luchando por conseguir la primera plaza, permitió que Amorós le adelantase arrebatándole así el segundo puesto. Pablo Amorós y Luigi Mazzali, estrenando una llamativa decoración en su MINI de Inauto, llevaron a cabo una fantástica carrera, remontando desde la séptima posición en la que partían hasta la segunda al final de la carrera.

Manuel Bertolín se clasificó a continuación tras rodar muy cerca de la cabeza toda la prueba, por delante de Adriá Clemente y la pareja formada por Alberto Cerro y Álvaro Rodríguez, que perdieron la tercera posición en la que rodaban tras un leve toque con Mazzali, tras el que terminaron sextos. El Trofeo Dunlop a la Vuelta Rápida se lo llevó Pablo Amorós con 1’50.507, y el Trofeo Concesionarios MINI Challenge fue para el concesionario madrileño de BMW y MINI, Herranz, gracias a la victoria de David Izaguirre y Víctor Sáez.

Así valoraban los ganadores su triunfo:
“Conseguir la victoria en Madrid era muy importante para nosotros y nuestro concesionario, Herranz, además de la motivación que supone correr delante de nuestros familiares y amigos. Por ello nos hemos empleado a fondo todo el fin de semana, desde los entrenamientos en los que fuimos los más rápidos, hasta el final de la carrera, en el que incluso hemos arriesgado mucho cuando los neumáticos ya empezaban a mostrarse muy gastados.”
La próxima cita de la MINI CHALLENGE tendrá lugar en el circuito portugués de Estoril, los días 18 y 19 del próximo mes de Julio.

Clasificación Carrera clasificatoria B
1º Víctor Saez, 16.35.84, a 125,357 km/h. 2º Luigi Mazzali, a 0.410. 3º Goncalo Gomes, a 1.826. 4º Manuel Bertolín, a 2.229. 5º Borja Mollinedo, a 7.741. 6º Marcos Fernández, a 8.102. 7º Marta Suria, a 8.711. 8º Juan Ignacio Villacieros, a 10.487. 9º Borja Ruiz, a 12.928. 10º Carlos Alberto Cerro, a 20.102

Clasificación Carrera Final
1º Izaguirre-Saez, 47.44.190, a 120,977 km/h. 2º Mazzali-Amorós, a 0.438.
3º Suria-Reyes, a 1.949. 4º Bertolín, a 4.554. 5º Clemente, a 18.741. 6º Cerro-Rodríguez, a 20.575. 7º Fernández-Navarrete, a 24.997. 8º Villacieros-Villacieros, a 28.730. 9º Morcillo-Ruiz, 35.115. 10º Mollinedo-Vela, a 1.11.080.

Clasificación General MINI CHALLENGE
1º Izaguirre-Saez, 54 puntos. 2º Mazzali-Amorós, 50 p. 3º Bertolín, 48 p. 3º Fernández-Navarrete, 48 p. 5º Cerro-Rodríguez, 39 p. 6º Suria-Reyes, 37 p. 7º Mollinedo-Vela, 37 p. 8º Petiz-Petiz, 36 p. 9º Clemente, 35 p. 10º Villacieros-Villacieros, 17 p.

Fotos en alta resolución pueden ser descargadas en los siguientes links:
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Salida01.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Salida02.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Podio01.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Podio02.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Pit_Lane.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Pit_Lane02.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Pit_lane03.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Pablo_Amoros.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Marta_Suria.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Marta_Suria02.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Eduardo_Villaverde.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Carrera01.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Carrera02.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Carrera03.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Alvaro_Rodriguez.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Salida.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Saez-Izaguirre1.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Saez-Izaguirre2.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Publico.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Podio.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Parrilla.JPG
Madrid.-Los madrileños Víctor Sáez y David Izaguirre se impusieron con claridad en la segunda prueba de la MINI CHALLENGE, que se disputó en el circuito del Jarama.
Ante el numeroso público que se congregó en el veterano trazado, los pilotos del Herranz Racing Team supieron aprovechar la oportunidad de salir primeros, tras los buenos resultados obtenidos en las mangas clasificatorias. Primero David, que es quien tomó la salida, y después Víctor, que condujo en el segundo relevo, dominaron con autoridad la carrera encabezando la clasificación de principio a fin.
La jornada comenzó con la disputa de la segunda clasificatoria, en la que Víctor Sáez no tuvo demasiados problemas para hacerse con el triunfo por delante de Luigi Mazzali y Goncalo Gomes. En esta manga hubo que lamentar la ausencia de los coches de los hermanos Petiz, líderes hasta el Jarama del certamen, y de Baeza y Martínez Ucha, ante la imposibilidad de repararlos tras el golpe del sábado.

La carrera final cerraba un interesante programa de carreras, que se completaba con numerosas acciones promocionales de MINI que contaron con la presencia de un gran número de aficionados. Detrás de los que serían los vencedores (Sáez e Izaguirre), Luís Miguel Reyes y Marta Suria se mantuvieron en la segunda posición casi toda la prueba, hasta que un pequeño fallo de Marta luchando por conseguir la primera plaza, permitió que Amorós le adelantase arrebatándole así el segundo puesto. Pablo Amorós y Luigi Mazzali, estrenando una llamativa decoración en su MINI de Inauto, llevaron a cabo una fantástica carrera, remontando desde la séptima posición en la que partían hasta la segunda al final de la carrera.

Manuel Bertolín se clasificó a continuación tras rodar muy cerca de la cabeza toda la prueba, por delante de Adriá Clemente y la pareja formada por Alberto Cerro y Álvaro Rodríguez, que perdieron la tercera posición en la que rodaban tras un leve toque con Mazzali, tras el que terminaron sextos. El Trofeo Dunlop a la Vuelta Rápida se lo llevó Pablo Amorós con 1’50.507, y el Trofeo Concesionarios MINI Challenge fue para el concesionario madrileño de BMW y MINI, Herranz, gracias a la victoria de David Izaguirre y Víctor Sáez.

Así valoraban los ganadores su triunfo:
“Conseguir la victoria en Madrid era muy importante para nosotros y nuestro concesionario, Herranz, además de la motivación que supone correr delante de nuestros familiares y amigos. Por ello nos hemos empleado a fondo todo el fin de semana, desde los entrenamientos en los que fuimos los más rápidos, hasta el final de la carrera, en el que incluso hemos arriesgado mucho cuando los neumáticos ya empezaban a mostrarse muy gastados.”
La próxima cita de la MINI CHALLENGE tendrá lugar en el circuito portugués de Estoril, los días 18 y 19 del próximo mes de Julio.

Clasificación Carrera clasificatoria B
1º Víctor Saez, 16.35.84, a 125,357 km/h. 2º Luigi Mazzali, a 0.410. 3º Goncalo Gomes, a 1.826. 4º Manuel Bertolín, a 2.229. 5º Borja Mollinedo, a 7.741. 6º Marcos Fernández, a 8.102. 7º Marta Suria, a 8.711. 8º Juan Ignacio Villacieros, a 10.487. 9º Borja Ruiz, a 12.928. 10º Carlos Alberto Cerro, a 20.102

Clasificación Carrera Final
1º Izaguirre-Saez, 47.44.190, a 120,977 km/h. 2º Mazzali-Amorós, a 0.438.
3º Suria-Reyes, a 1.949. 4º Bertolín, a 4.554. 5º Clemente, a 18.741. 6º Cerro-Rodríguez, a 20.575. 7º Fernández-Navarrete, a 24.997. 8º Villacieros-Villacieros, a 28.730. 9º Morcillo-Ruiz, 35.115. 10º Mollinedo-Vela, a 1.11.080.

Clasificación General MINI CHALLENGE
1º Izaguirre-Saez, 54 puntos. 2º Mazzali-Amorós, 50 p. 3º Bertolín, 48 p. 3º Fernández-Navarrete, 48 p. 5º Cerro-Rodríguez, 39 p. 6º Suria-Reyes, 37 p. 7º Mollinedo-Vela, 37 p. 8º Petiz-Petiz, 36 p. 9º Clemente, 35 p. 10º Villacieros-Villacieros, 17 p.

Fotos en alta resolución pueden ser descargadas en los siguientes links:
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Salida01.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Salida02.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Podio01.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Podio02.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Pit_Lane.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Pit_Lane02.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Pit_lane03.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Pablo_Amoros.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Marta_Suria.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Marta_Suria02.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Eduardo_Villaverde.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Carrera01.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Carrera02.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Carrera03.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Alvaro_Rodriguez.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Salida.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Saez-Izaguirre1.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Saez-Izaguirre2.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Publico.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Podio.JPG
http://www.lastlap-support.com/prensa/mini/jarama/domingo/Parrilla.JPG

 Publicado por en 15:43

75 años de descapotables biplaza BMW

 BMW  Comentarios desactivados en 75 años de descapotables biplaza BMW
jun 052009
 

El BMW 315/1 y sus sucesores
El diseño ha cambiado, pero no la filosofía: “Muchos conductores alemanes contemplan la circulación no sólo como un medio confortable y rápido de transporte, sino como una actividad deportiva. Son personas que, cuando ven una carrocería aerodinámica con un largo y esbelto compartimento para el motor y un velocímetro que llega hasta los 150 km/h, sienten la irrefrenable llamada de las carreteras amplias, perfectas para conducir rápidamente, de las carreteras de montaña que piden a gritos ser conquistadas y de competidores, que son tan fácilmente adelantados”.
Precisamente con estas palabras BMW anunciaba en 1934 el primer descapotable biplaza cuya ingeniería fue desarrollada por la compañía. Y de hecho este diseño de propulsor con seis cilindros estaba destinado a conformar el futuro de la marca, llegando hasta el actual BMW Z4.
El punto de partida de este desarrollo procede del Salón del Automóvil de Berlín, en mayo de 1934. Allí, junto con el BMW 135 berlina, por primera vez BMW presentó el prototipo de un descapotable biplaza deportivo con unas líneas excepcionalmente atractivas.
Justo detrás del compartimento del motor, largo y esbelto, tenía dos asientos deportivos diseñados para el conductor y el pasajero, protegidos por el parabrisas, bajo y vertical, y el techo de emergencia.
La parte trasera se reducía hasta un final limpio y elegante, añadiendo un toque particularmente aerodinámico con una óptima resistencia al avance.
La rejilla del radiador en este automóvil de dos plazas estaba mucho más inclinada hacia atrás que en la berlina, y tenía unos guardabarros delanteros que se extendían más allá de las ruedas, hasta los guardabarros posteriores. Para reducir al mínimo la resistencia al aire, las ruedas traseras estaban completamente cubiertas, mientras que la propia carrocería del automóvil se apoyaba en una doble estructura de tubo de acero soldado eléctricamente con tres elementos transversales.
La suspensión delantera estaba formada por el muelle en la parte superior, triángulos inferiores y amortiguadores hidráulicos de palanca. Las ruedas traseras, por su parte, estaban montadas en un eje rígido con ballestas y amortiguadores de palanca.
Pequeño pero matón: propulsor de seis cilindros y 1,2 litros de cilindrada
Tanto la berlina como el deportivo estaban impulsados por el mismo motor sobresaliente: un seis cilindros en línea de 1,5 litros de cilindrada, desarrollado a partir del 1,2 litros que originalmente montaba el antiguo BMW 303. El bloque de cilindros y el cárter superior de este sobresaliente motor eran una sola pieza; el árbol de levas estaba situado en el bloque, con taqués que accionaban a través de empujadores y balancines las válvulas, dispuestas verticalmente y alineadas en series. Los conductos de admisión y escape, finalmente, estaban en el mismo lado.
Una característica poco habitual hoy día era que tenía diferentes distancias entre cilindros: el segundo y tercero y el cuarto y quinto estaban más separados, para alojar los cojinetes del cigüeñal y del árbol de levas.
Así el cigüeñal, que no tenía ningún contrapeso, giraba sobre cuatro cojinetes, igual que lo hacía el árbol de levas.
Sin embargo ésta no era la razón de este diseño y configuración particular; más bien se puede atribuir al proceso de montaje de la época, en el que el cigüeñal estaba previamente montado junto con las bielas y pistones. Así, los pistones debían montarse desde abajo y los cojinetes principales del cigüeñal no podían sobresalir del espacio entre los cilindros. Por ello, los cojinetes principales tenían que ubicarse entre ciertos cilindros, que debían mantener entre sí una distancia relativamente grande.
Mientras que este propulsor entregaba una potencia máxima de 34 CV en la berlina con sus dos carburadores, la potencia máxima del seis cilindros en el modelo deportivo BMW 315/1 era 40 CV. Y el nivel de eficiencia que ofrecía era excepcional; los ingenieros de BMW declaraban orgullosos que “este bonito y rápido deportivo consume sólo 10-12 litros de carburante cada 100 km y su consumo de aceite está entre 0,1 y 0,2 kg. Así que en términos de coste por kilómetro, no es más caro que un coche pequeño, situado en una posición muy inferior en el mercado”.
El público sencillamente se enamoró del BMW 315/1 y la compañía quería hacer una entrada decidida en el prestigioso mundo de la competición automovilística, así que BMW decidió construir este automóvil en pequeñas series. Así, a partir del verano de 1934 el atractivo BMW 315/1 se vendía por 5.200 reichsmarks. El modelo de producción difería del prototipo principalmente en la diferente disposición de los faros y las rejillas laterales de ventilación, que estaban ubicadas en el lugar de las aberturas conformadas que tenía el primer modelo.
Éxito sobresaliente en competición
Con su velocidad máxima de 120 km/h, el BMW 315/1 Roadster fue uno de los verdaderos competidores en el mercado de automóviles deportivos de la época.
De hecho, la historia de éxitos de BMW en los circuitos rápidamente cobró mayor importancia con este nuevo modelo; el BMW 315/1 alcanzó su primer éxito significativo en el Rally Alpino Internacional de 1934.
La parrilla de salida en Niza de este rally estaba formada por 127 automóviles realmente sobresalientes; se enfrentaron a tramos de competición de entre 500 y 600 kilómetros diarios, que debían recorrerse a una velocidad mínima. En el cuarto día había una prueba adicional de velocidad en Stilfser Joch.
Después de recorrer 2.867 kilómetros, 96 de los 127 automóviles que se habían inscrito originalmente en la carrera alcanzaron la meta en Múnich, 66 de ellos sin haber penalizado ni un solo punto. Los cinco automóviles inscritos por el equipo oficial BMW fueron los únicos automóviles de su categoría que completaron el Rally Alpino Internacional sin un solo punto de penalización, y el equipo del BMW 315/1 formado por Richard Brenner, Albert Kandl y Ernst v. Delius terminó el primero de su categoría.
A mediados de 1935 se habían construido solo 230 unidades del BMW 315/1, muchas de las cuales fueron a parar a manos de conductores privados. Una de ellas fue la de Ralph Roese, piloto oficial de BMW durante muchos años, que se construyó un BMW 315/1 muy especial. Se trató de una reconstrucción completa del 315/1, con un motor notablemente modificado que llegó a rendir no menos de 136 CV en una nueva carrocería que sólo pesaba 380 kg.
Con semejantes características, no es sorprendente que este automóvil de competición terminara líder en su primera carrera en Nürburgring en 1936, con una asombrosa ventaja de 17 kilómetros sobre su competencia. Es de entender que este modelo especial siguiera cosechando éxitos a lo largo de los años hasta que ganó el Campeonato Alemán de Competición en Carretera en 1939.
Cuando alcanzaron semejantes éxitos, tanto pilotos como la compañía pronto empezaron a perseguir un nuevo reto: un automóvil en la prestigiosa categoría de hasta dos litros de cilindrada. Así que es lógico que se lanzara al mercado a finales de 1934 otra versión del BMW Roadster, aún más potente: el 319/1. De aspecto idéntico al BMW 315/1 con la excepción de la ventilación en el vano del motor, el BMW 319/1 estaba impulsado por un motor de 1,9 litros que alcanzaba los 55 CV gracias a su mayor cilindrada y a sus tres carburadores verticales más grandes.
Obviamente, un motor como éste podía mover fácilmente a un automóvil de dos plazas que solo pesaba 870 kg, acelerando a este descapotable en su versión estándar hasta los 135 km/h. Al mismo tiempo fue por supuesto un automóvil verdaderamente exclusivo, debido a su precio de 5.800 reichsmarks. Por tanto, la producción desde 1934 hasta 1936 sólo sumó 178 unidades, con un BMW 319/1 que consiguió unos éxitos sobresalientes en competición.
El clímax de la época pre-guerra: el BMW 328 Roadster
A mediados de los años 30, la producción de los descapotables biplaza y los automóviles de competición todavía era muy similar en términos técnicos, y la competición seguía siendo el lugar ideal para demostrar las prestaciones y la fiabilidad de un automóvil producido en serie. Pero para mantenerse en la competición, BMW enseguida tuvo que construir automóviles más potentes. Los ingenieros de BMW buscaron la forma de aumentar significativamente la potencia del motor sin aumentar su tamaño. Y encontraron la solución: el M328, el motor que impulsó al legendario deportivo BMW 328 en 1936.
Desde el principio, con su debut en Nürburgring el 14 de junio de 1936, el nuevo descapotable biplaza de BMW literalmente pulverizó incluso a los competidores más potentes, equipados con motores sobrealimentados.
Este extraordinario éxito se atribuye al gran equilibrio de la combinación de superior potencia del motor y la más moderna tecnología de las suspensiones que ha caracterizado a los descapotables biplaza de BMW hasta la actualidad: los 80 CV en su versión estándar y su bajo peso, de sólo 830 kg, le proporcionaban a este elegante descapotable unas prestaciones superiores, que siguen impresionando hoy en día.
Como el BMW 328 Roadster fue inicialmente restringido a la competición a mediados de 1936, la producción del modelo de serie comenzó en la primavera de 1937. Así, este deportivo de altas prestaciones no sólo fue conducido por pilotos oficiales, sino también por clientes privados ya que, además de para la competición, era un automóvil perfectamente apropiado para ser utilizado en el día a día. Con su velocidad máxima de 155 km/h, de hecho era uno de los automóviles más rápidos en aquella época.
Pero de nuevo el BMW 328 Roadster fue un automóvil de corta producción: hasta 1940, sólo se fabricaron 464 unidades de este descapotable biplaza clásico.

Confort y elegancia intemporal: el BMW 507
Mientras que el 328 preparó el camino para las actividades de BMW en la competición, el siguiente deportivo biplaza de la compañía estableció la referencia en diseño y elegancia de mediados de los 50: el BMW 507.
Cuando hizo su debut en New York en 1955, el 507 cautivó totalmente a los periodistas y al público. El largo y esbelto compartimento del motor, el habitáculo perfectamente concebido para conductor y pasajero, la corta y musculosa parte trasera, las tendidas líneas laterales y sus curvas suavemente conformadas le proporcionaron a este automóvil un diseño absolutamente bello e intemporal.
Al mismo tiempo, el 507 tenía un aspecto nuevo y sin embargo claro e impresionante en su frontal: la doble rejilla frontal en forma de riñón ahora era vertical en lugar de horizontal, recorriendo elegantemente todo el frontal entre los faros. Y el 507 también tenía mucho que ofrecer en el interior del compartimento de su motor, donde se encontraba un V8 de aluminio, reconocido hasta hoy como el primer V8 de aleación ligera del mundo construido en serie.
Acabado en rojo brillante, el folleto que presentaba con orgullo el nuevo deportivo de BMW con ocho cilindros prometía unas prestaciones verdaderamente sobresalientes: motor de 3,2 litros con 150 CV y una velocidad máxima de 220 km/h. Y opcionalmente BMW más tarde también ofrecería una versión mejorada, con una potencia máxima aproximada de 165 CV.
Este automóvil verdaderamente exclusivo fue entregado a exactamente 251 orgullosos propietarios entre 1956 y 1959. Y no todos quisieron disfrutar de esta belleza simplemente como un automóvil de turismo: el piloto de competición conocido como “el rey de las subidas” (“King of Hill-Climbing”) Hans Stuck utilizó un 507 modificado en carreras europeas de montaña y ganó toda una serie de pruebas con su descapotable biplaza de ocho cilindros.
Tecnología de vanguardia hecha para la carretera: el BMW Z1
En los años 60 y 70 los descapotables eran cada vez más criticados, tanto en términos de seguridad como de confort, así que pasaron 29 años antes de que el nuevo descapotable biplaza con logotipo blanco y azul se presentara al mercado. El BMW Z1 se lanzó –con unas características que lo adelantaban a su tiempo– en 1988.
La carrocería del Z1 era un monocasco de acero hecho de paneles de metal estampados y soldados, y con un suelo de material sintético. Toda la parte exterior de la carrocería estaba hecha de elementos de material sintético y paneles sujetos al resto de la estructura; las puertas descendían para ocultarse en los elevados umbrales inferiores, incluso mientras se circulaba.
El propulsor de 170 CV y 2,5 litros de seis cilindros en línea y la mayoría de los componentes del eje procedían de la Serie 3. Con su motor detrás del eje delantero, el BMW Z1 era, utilizando los términos técnicos, un automóvil con motor central delantero.
La aceleración desde parado hasta 100 km/h se producía en menos de ocho segundos, y la velocidad máxima de este automóvil era 225 km/h.
Gracias a su combinación extremadamente armoniosa de materiales y tecnologías, el BMW Z1, que pesaba solo 1.250 kg, era un descapotable biplaza verdaderamente dinámico, que todavía impresiona hoy día en términos de rigidez, bajo centro de gravedad y estabilidad en las curvas. Las primeras unidades de este automóvil, construido en su mayor parte a mano, fueron entregadas a los clientes en enero de 1989, a un precio que, partiendo de los 80.000 marcos alemanes, aseguraba una exclusividad duradera. La producción del BMW Z1 finalmente terminó en junio de 1991, después de que se fabricaran exactamente 8.000 unidades.
Puro placer de conducir a gran escala: el BMW Z3
El BMW Z1 fue todo un hito. Más y más aficionados mostraban ahora un interés creciente por un BMW biplaza descapotable, y BMW presentó en 1995 un vehículo de esas características fabricado en grandes series, para los clientes de todo el mundo. Muy pronto este automóvil compacto de altas prestaciones se convirtió en un compendio de las virtudes clásicas de BMW, ofreciendo una tecnología muy equilibrada con una carrocería verdaderamente atractiva y con una orientación clara hacia el placer de conducir.
El BMW Z3 se presentó en el mercado con dos motores a elegir. Con un propulsor de cuatro cilindros en línea, dos válvulas por cilindro, 1,8 litros de cilindrada y 115 CV de potencia máxima, el modelo “estándar” aceleraba hasta 100 km/h en 10,5 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 194 km/h. La otra opción era un motor de cuatro válvulas por cilindro de 1,9 litros, cuya potencia máxima era 140 CV y conseguía una aceleración hasta 100 km/h en 9,5 segundos y una velocidad máxima de 205 km/h.
Con el gran éxito demostrado por el Z3, BMW pudo después de un tiempo ofrecer toda una gama de diferentes motores para satisfacer todas las demandas. Así, llegó a ofrecerse una gama que iba desde el cuatro cilindros original de 1,8 litros hasta el propulsor de altas prestaciones con seis cilindros y 3,2 litros que se montaba en el BMW M3, que rendía 325 CV en el M Roadster y que proporcionaba a este deportivo compacto de BMW unas prestaciones en carretera verdaderamente sobresalientes.
Un hito fascinante en la tecnología automovilística: el BMW Z8
Al comienzo del nuevo milenio, BMW presentó con orgullo un nuevo modelo muy especial: el BMW Z8. Con sus equilibradas proporciones, línea clásica y su techo plegable flexible, el Z8 fue uno de los automóviles más sobresalientes de su época, incluso si sólo se tiene en cuenta su aspecto. Medía 4,40 metros de largo, 1,83 metros de ancho y 1,31 metros de alto, y de hecho era una interpretación moderna del antiguo BMW 507.
En línea con el clásico rol de estos modelos, el nuevo descapotable biplaza de BMW ofrecía la mejor tecnología disponible en esa época en cuanto a producción de automóviles. Dentro de la carrocería exterior, un monocasco de aluminio con tecnología spaceframe proporcionaba una estructura autoportante y transmitía al conductor y pasajero una sensación extremadamente directa de la experiencia de conducción y la carretera.
Dentro del compartimento del motor del BMW Z8 se encontraba el motor deportivo V8 de cinco litros de altas prestaciones, que rendía 400 CV. Combinado con una caja de cambios manual de seis velocidades, este supremo motor permitía al conductor disfrutar al máximo de las prestaciones en cualquier momento y bajo todas las circunstancias. De hecho, esta superioridad quedaba reflejada en unas cifras igualmente claras: los conductores más ambiciosos podían recorrer con el Z8 la variante norte del trazado de Nürburgring en el extraordinario tiempo de 8:15 minutos.
Un atleta inconfundible de nuestros días: el BMW Z4
EL último miembro de la familia de descapotables biplaza de BMW es el BMW Z4, presentado por primera vez en el Salón del Automóvil de París de 2002. Desde el principio este descapotable de dos plazas no sólo marcó un nuevo hito en el lenguaje de diseño de BMW, sino que estableció una nueva referencia en su categoría. El apasionante diseño de este automóvil estaba definido por la altamente atractiva interconexión de superficies cóncavas y convexas, sus marcadas líneas y sus curvas suaves y prolongadas.
Disponible desde su lanzamiento con una gama de dos propulsores de seis cilindros con gran par motor, el Z4 –tanto en la versión de 231 CV, Z4 3.0i, como en la de 192 CV, denominada Z4 2.5i– garantizaban la mejor de las experiencias de conducción de un biplaza descapotable.
La agilidad sobresaliente del BMW Z4 está asegurada por su gran anchura de vías, un centro de gravedad extremadamente bajo, una óptima distribución 50:50 del peso entre los ejes y una dirección asistida eléctrica de alta precisión. Finalmente, unos frenos de altas prestaciones cuyo rendimiento no merma con la temperatura, neumáticos de tipo runflat de serie y el Control Dinámico de Estabilidad (DSC III) con modalidad de tracción especial garantizan una seguridad suprema cualesquiera que sean las condiciones de circulación.
Estilo y prestaciones: el nuevo BMW Z4
La interpretación moderna del clásico biplaza descapotable presentada en primavera de 2009, el nuevo BMW Z4, combina mejor que nunca mayor potencia con más estilo. De hecho, es el único automóvil de su categoría que combina las proporciones clásicas de un biplaza descapotable con una posición de los asientos muy retrasada, próxima al eje trasero, tracción trasera y un techo rígido plegable totalmente automático.
El nuevo BMW Z4 ofrece todo el placer de conducción de un biplaza descapotable BMW con un estilo particularmente refinado. Circulando con el techo plegado, este sobresaliente biplaza proporciona la refrescante experiencia del brillo del sol y las caricias de la brisa; con el techo cerrado, asegura el mismo nivel de confort global que un cupé deportivo del segmento premium. Con su amplia gama de diversas aptitudes, el nuevo BMW Z4 es, de hecho, el renacimiento del biplaza descapotable.
Aquí de nuevo es muy apropiado citar a “BMW Blätter”, los folletos originales de BMW, en su descripción del BMW 315/1 allá por 1934: “De forma resumida, se pueden describir los nuevos deportivos de BMW como los automóviles más rápidos, bellos y fiables concebidos para proporcionar a los conductores deportivos ambiciosos una apasionante experiencia tras otra, combinando al mismo tiempo todas las ventajas de un económico automóvil de turismo”.
El BMW 315/1 y sus sucesores
El diseño ha cambiado, pero no la filosofía: “Muchos conductores alemanes contemplan la circulación no sólo como un medio confortable y rápido de transporte, sino como una actividad deportiva. Son personas que, cuando ven una carrocería aerodinámica con un largo y esbelto compartimento para el motor y un velocímetro que llega hasta los 150 km/h, sienten la irrefrenable llamada de las carreteras amplias, perfectas para conducir rápidamente, de las carreteras de montaña que piden a gritos ser conquistadas y de competidores, que son tan fácilmente adelantados”.
Precisamente con estas palabras BMW anunciaba en 1934 el primer descapotable biplaza cuya ingeniería fue desarrollada por la compañía. Y de hecho este diseño de propulsor con seis cilindros estaba destinado a conformar el futuro de la marca, llegando hasta el actual BMW Z4.
El punto de partida de este desarrollo procede del Salón del Automóvil de Berlín, en mayo de 1934. Allí, junto con el BMW 135 berlina, por primera vez BMW presentó el prototipo de un descapotable biplaza deportivo con unas líneas excepcionalmente atractivas.
Justo detrás del compartimento del motor, largo y esbelto, tenía dos asientos deportivos diseñados para el conductor y el pasajero, protegidos por el parabrisas, bajo y vertical, y el techo de emergencia.
La parte trasera se reducía hasta un final limpio y elegante, añadiendo un toque particularmente aerodinámico con una óptima resistencia al avance.
La rejilla del radiador en este automóvil de dos plazas estaba mucho más inclinada hacia atrás que en la berlina, y tenía unos guardabarros delanteros que se extendían más allá de las ruedas, hasta los guardabarros posteriores. Para reducir al mínimo la resistencia al aire, las ruedas traseras estaban completamente cubiertas, mientras que la propia carrocería del automóvil se apoyaba en una doble estructura de tubo de acero soldado eléctricamente con tres elementos transversales.
La suspensión delantera estaba formada por el muelle en la parte superior, triángulos inferiores y amortiguadores hidráulicos de palanca. Las ruedas traseras, por su parte, estaban montadas en un eje rígido con ballestas y amortiguadores de palanca.
Pequeño pero matón: propulsor de seis cilindros y 1,2 litros de cilindrada
Tanto la berlina como el deportivo estaban impulsados por el mismo motor sobresaliente: un seis cilindros en línea de 1,5 litros de cilindrada, desarrollado a partir del 1,2 litros que originalmente montaba el antiguo BMW 303. El bloque de cilindros y el cárter superior de este sobresaliente motor eran una sola pieza; el árbol de levas estaba situado en el bloque, con taqués que accionaban a través de empujadores y balancines las válvulas, dispuestas verticalmente y alineadas en series. Los conductos de admisión y escape, finalmente, estaban en el mismo lado.
Una característica poco habitual hoy día era que tenía diferentes distancias entre cilindros: el segundo y tercero y el cuarto y quinto estaban más separados, para alojar los cojinetes del cigüeñal y del árbol de levas.
Así el cigüeñal, que no tenía ningún contrapeso, giraba sobre cuatro cojinetes, igual que lo hacía el árbol de levas.
Sin embargo ésta no era la razón de este diseño y configuración particular; más bien se puede atribuir al proceso de montaje de la época, en el que el cigüeñal estaba previamente montado junto con las bielas y pistones. Así, los pistones debían montarse desde abajo y los cojinetes principales del cigüeñal no podían sobresalir del espacio entre los cilindros. Por ello, los cojinetes principales tenían que ubicarse entre ciertos cilindros, que debían mantener entre sí una distancia relativamente grande.
Mientras que este propulsor entregaba una potencia máxima de 34 CV en la berlina con sus dos carburadores, la potencia máxima del seis cilindros en el modelo deportivo BMW 315/1 era 40 CV. Y el nivel de eficiencia que ofrecía era excepcional; los ingenieros de BMW declaraban orgullosos que “este bonito y rápido deportivo consume sólo 10-12 litros de carburante cada 100 km y su consumo de aceite está entre 0,1 y 0,2 kg. Así que en términos de coste por kilómetro, no es más caro que un coche pequeño, situado en una posición muy inferior en el mercado”.
El público sencillamente se enamoró del BMW 315/1 y la compañía quería hacer una entrada decidida en el prestigioso mundo de la competición automovilística, así que BMW decidió construir este automóvil en pequeñas series. Así, a partir del verano de 1934 el atractivo BMW 315/1 se vendía por 5.200 reichsmarks. El modelo de producción difería del prototipo principalmente en la diferente disposición de los faros y las rejillas laterales de ventilación, que estaban ubicadas en el lugar de las aberturas conformadas que tenía el primer modelo.
Éxito sobresaliente en competición
Con su velocidad máxima de 120 km/h, el BMW 315/1 Roadster fue uno de los verdaderos competidores en el mercado de automóviles deportivos de la época.
De hecho, la historia de éxitos de BMW en los circuitos rápidamente cobró mayor importancia con este nuevo modelo; el BMW 315/1 alcanzó su primer éxito significativo en el Rally Alpino Internacional de 1934.
La parrilla de salida en Niza de este rally estaba formada por 127 automóviles realmente sobresalientes; se enfrentaron a tramos de competición de entre 500 y 600 kilómetros diarios, que debían recorrerse a una velocidad mínima. En el cuarto día había una prueba adicional de velocidad en Stilfser Joch.
Después de recorrer 2.867 kilómetros, 96 de los 127 automóviles que se habían inscrito originalmente en la carrera alcanzaron la meta en Múnich, 66 de ellos sin haber penalizado ni un solo punto. Los cinco automóviles inscritos por el equipo oficial BMW fueron los únicos automóviles de su categoría que completaron el Rally Alpino Internacional sin un solo punto de penalización, y el equipo del BMW 315/1 formado por Richard Brenner, Albert Kandl y Ernst v. Delius terminó el primero de su categoría.
A mediados de 1935 se habían construido solo 230 unidades del BMW 315/1, muchas de las cuales fueron a parar a manos de conductores privados. Una de ellas fue la de Ralph Roese, piloto oficial de BMW durante muchos años, que se construyó un BMW 315/1 muy especial. Se trató de una reconstrucción completa del 315/1, con un motor notablemente modificado que llegó a rendir no menos de 136 CV en una nueva carrocería que sólo pesaba 380 kg.
Con semejantes características, no es sorprendente que este automóvil de competición terminara líder en su primera carrera en Nürburgring en 1936, con una asombrosa ventaja de 17 kilómetros sobre su competencia. Es de entender que este modelo especial siguiera cosechando éxitos a lo largo de los años hasta que ganó el Campeonato Alemán de Competición en Carretera en 1939.
Cuando alcanzaron semejantes éxitos, tanto pilotos como la compañía pronto empezaron a perseguir un nuevo reto: un automóvil en la prestigiosa categoría de hasta dos litros de cilindrada. Así que es lógico que se lanzara al mercado a finales de 1934 otra versión del BMW Roadster, aún más potente: el 319/1. De aspecto idéntico al BMW 315/1 con la excepción de la ventilación en el vano del motor, el BMW 319/1 estaba impulsado por un motor de 1,9 litros que alcanzaba los 55 CV gracias a su mayor cilindrada y a sus tres carburadores verticales más grandes.
Obviamente, un motor como éste podía mover fácilmente a un automóvil de dos plazas que solo pesaba 870 kg, acelerando a este descapotable en su versión estándar hasta los 135 km/h. Al mismo tiempo fue por supuesto un automóvil verdaderamente exclusivo, debido a su precio de 5.800 reichsmarks. Por tanto, la producción desde 1934 hasta 1936 sólo sumó 178 unidades, con un BMW 319/1 que consiguió unos éxitos sobresalientes en competición.
El clímax de la época pre-guerra: el BMW 328 Roadster
A mediados de los años 30, la producción de los descapotables biplaza y los automóviles de competición todavía era muy similar en términos técnicos, y la competición seguía siendo el lugar ideal para demostrar las prestaciones y la fiabilidad de un automóvil producido en serie. Pero para mantenerse en la competición, BMW enseguida tuvo que construir automóviles más potentes. Los ingenieros de BMW buscaron la forma de aumentar significativamente la potencia del motor sin aumentar su tamaño. Y encontraron la solución: el M328, el motor que impulsó al legendario deportivo BMW 328 en 1936.
Desde el principio, con su debut en Nürburgring el 14 de junio de 1936, el nuevo descapotable biplaza de BMW literalmente pulverizó incluso a los competidores más potentes, equipados con motores sobrealimentados.
Este extraordinario éxito se atribuye al gran equilibrio de la combinación de superior potencia del motor y la más moderna tecnología de las suspensiones que ha caracterizado a los descapotables biplaza de BMW hasta la actualidad: los 80 CV en su versión estándar y su bajo peso, de sólo 830 kg, le proporcionaban a este elegante descapotable unas prestaciones superiores, que siguen impresionando hoy en día.
Como el BMW 328 Roadster fue inicialmente restringido a la competición a mediados de 1936, la producción del modelo de serie comenzó en la primavera de 1937. Así, este deportivo de altas prestaciones no sólo fue conducido por pilotos oficiales, sino también por clientes privados ya que, además de para la competición, era un automóvil perfectamente apropiado para ser utilizado en el día a día. Con su velocidad máxima de 155 km/h, de hecho era uno de los automóviles más rápidos en aquella época.
Pero de nuevo el BMW 328 Roadster fue un automóvil de corta producción: hasta 1940, sólo se fabricaron 464 unidades de este descapotable biplaza clásico.

Confort y elegancia intemporal: el BMW 507
Mientras que el 328 preparó el camino para las actividades de BMW en la competición, el siguiente deportivo biplaza de la compañía estableció la referencia en diseño y elegancia de mediados de los 50: el BMW 507.
Cuando hizo su debut en New York en 1955, el 507 cautivó totalmente a los periodistas y al público. El largo y esbelto compartimento del motor, el habitáculo perfectamente concebido para conductor y pasajero, la corta y musculosa parte trasera, las tendidas líneas laterales y sus curvas suavemente conformadas le proporcionaron a este automóvil un diseño absolutamente bello e intemporal.
Al mismo tiempo, el 507 tenía un aspecto nuevo y sin embargo claro e impresionante en su frontal: la doble rejilla frontal en forma de riñón ahora era vertical en lugar de horizontal, recorriendo elegantemente todo el frontal entre los faros. Y el 507 también tenía mucho que ofrecer en el interior del compartimento de su motor, donde se encontraba un V8 de aluminio, reconocido hasta hoy como el primer V8 de aleación ligera del mundo construido en serie.
Acabado en rojo brillante, el folleto que presentaba con orgullo el nuevo deportivo de BMW con ocho cilindros prometía unas prestaciones verdaderamente sobresalientes: motor de 3,2 litros con 150 CV y una velocidad máxima de 220 km/h. Y opcionalmente BMW más tarde también ofrecería una versión mejorada, con una potencia máxima aproximada de 165 CV.
Este automóvil verdaderamente exclusivo fue entregado a exactamente 251 orgullosos propietarios entre 1956 y 1959. Y no todos quisieron disfrutar de esta belleza simplemente como un automóvil de turismo: el piloto de competición conocido como “el rey de las subidas” (“King of Hill-Climbing”) Hans Stuck utilizó un 507 modificado en carreras europeas de montaña y ganó toda una serie de pruebas con su descapotable biplaza de ocho cilindros.
Tecnología de vanguardia hecha para la carretera: el BMW Z1
En los años 60 y 70 los descapotables eran cada vez más criticados, tanto en términos de seguridad como de confort, así que pasaron 29 años antes de que el nuevo descapotable biplaza con logotipo blanco y azul se presentara al mercado. El BMW Z1 se lanzó –con unas características que lo adelantaban a su tiempo– en 1988.
La carrocería del Z1 era un monocasco de acero hecho de paneles de metal estampados y soldados, y con un suelo de material sintético. Toda la parte exterior de la carrocería estaba hecha de elementos de material sintético y paneles sujetos al resto de la estructura; las puertas descendían para ocultarse en los elevados umbrales inferiores, incluso mientras se circulaba.
El propulsor de 170 CV y 2,5 litros de seis cilindros en línea y la mayoría de los componentes del eje procedían de la Serie 3. Con su motor detrás del eje delantero, el BMW Z1 era, utilizando los términos técnicos, un automóvil con motor central delantero.
La aceleración desde parado hasta 100 km/h se producía en menos de ocho segundos, y la velocidad máxima de este automóvil era 225 km/h.
Gracias a su combinación extremadamente armoniosa de materiales y tecnologías, el BMW Z1, que pesaba solo 1.250 kg, era un descapotable biplaza verdaderamente dinámico, que todavía impresiona hoy día en términos de rigidez, bajo centro de gravedad y estabilidad en las curvas. Las primeras unidades de este automóvil, construido en su mayor parte a mano, fueron entregadas a los clientes en enero de 1989, a un precio que, partiendo de los 80.000 marcos alemanes, aseguraba una exclusividad duradera. La producción del BMW Z1 finalmente terminó en junio de 1991, después de que se fabricaran exactamente 8.000 unidades.
Puro placer de conducir a gran escala: el BMW Z3
El BMW Z1 fue todo un hito. Más y más aficionados mostraban ahora un interés creciente por un BMW biplaza descapotable, y BMW presentó en 1995 un vehículo de esas características fabricado en grandes series, para los clientes de todo el mundo. Muy pronto este automóvil compacto de altas prestaciones se convirtió en un compendio de las virtudes clásicas de BMW, ofreciendo una tecnología muy equilibrada con una carrocería verdaderamente atractiva y con una orientación clara hacia el placer de conducir.
El BMW Z3 se presentó en el mercado con dos motores a elegir. Con un propulsor de cuatro cilindros en línea, dos válvulas por cilindro, 1,8 litros de cilindrada y 115 CV de potencia máxima, el modelo “estándar” aceleraba hasta 100 km/h en 10,5 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 194 km/h. La otra opción era un motor de cuatro válvulas por cilindro de 1,9 litros, cuya potencia máxima era 140 CV y conseguía una aceleración hasta 100 km/h en 9,5 segundos y una velocidad máxima de 205 km/h.
Con el gran éxito demostrado por el Z3, BMW pudo después de un tiempo ofrecer toda una gama de diferentes motores para satisfacer todas las demandas. Así, llegó a ofrecerse una gama que iba desde el cuatro cilindros original de 1,8 litros hasta el propulsor de altas prestaciones con seis cilindros y 3,2 litros que se montaba en el BMW M3, que rendía 325 CV en el M Roadster y que proporcionaba a este deportivo compacto de BMW unas prestaciones en carretera verdaderamente sobresalientes.
Un hito fascinante en la tecnología automovilística: el BMW Z8
Al comienzo del nuevo milenio, BMW presentó con orgullo un nuevo modelo muy especial: el BMW Z8. Con sus equilibradas proporciones, línea clásica y su techo plegable flexible, el Z8 fue uno de los automóviles más sobresalientes de su época, incluso si sólo se tiene en cuenta su aspecto. Medía 4,40 metros de largo, 1,83 metros de ancho y 1,31 metros de alto, y de hecho era una interpretación moderna del antiguo BMW 507.
En línea con el clásico rol de estos modelos, el nuevo descapotable biplaza de BMW ofrecía la mejor tecnología disponible en esa época en cuanto a producción de automóviles. Dentro de la carrocería exterior, un monocasco de aluminio con tecnología spaceframe proporcionaba una estructura autoportante y transmitía al conductor y pasajero una sensación extremadamente directa de la experiencia de conducción y la carretera.
Dentro del compartimento del motor del BMW Z8 se encontraba el motor deportivo V8 de cinco litros de altas prestaciones, que rendía 400 CV. Combinado con una caja de cambios manual de seis velocidades, este supremo motor permitía al conductor disfrutar al máximo de las prestaciones en cualquier momento y bajo todas las circunstancias. De hecho, esta superioridad quedaba reflejada en unas cifras igualmente claras: los conductores más ambiciosos podían recorrer con el Z8 la variante norte del trazado de Nürburgring en el extraordinario tiempo de 8:15 minutos.
Un atleta inconfundible de nuestros días: el BMW Z4
EL último miembro de la familia de descapotables biplaza de BMW es el BMW Z4, presentado por primera vez en el Salón del Automóvil de París de 2002. Desde el principio este descapotable de dos plazas no sólo marcó un nuevo hito en el lenguaje de diseño de BMW, sino que estableció una nueva referencia en su categoría. El apasionante diseño de este automóvil estaba definido por la altamente atractiva interconexión de superficies cóncavas y convexas, sus marcadas líneas y sus curvas suaves y prolongadas.
Disponible desde su lanzamiento con una gama de dos propulsores de seis cilindros con gran par motor, el Z4 –tanto en la versión de 231 CV, Z4 3.0i, como en la de 192 CV, denominada Z4 2.5i– garantizaban la mejor de las experiencias de conducción de un biplaza descapotable.
La agilidad sobresaliente del BMW Z4 está asegurada por su gran anchura de vías, un centro de gravedad extremadamente bajo, una óptima distribución 50:50 del peso entre los ejes y una dirección asistida eléctrica de alta precisión. Finalmente, unos frenos de altas prestaciones cuyo rendimiento no merma con la temperatura, neumáticos de tipo runflat de serie y el Control Dinámico de Estabilidad (DSC III) con modalidad de tracción especial garantizan una seguridad suprema cualesquiera que sean las condiciones de circulación.
Estilo y prestaciones: el nuevo BMW Z4
La interpretación moderna del clásico biplaza descapotable presentada en primavera de 2009, el nuevo BMW Z4, combina mejor que nunca mayor potencia con más estilo. De hecho, es el único automóvil de su categoría que combina las proporciones clásicas de un biplaza descapotable con una posición de los asientos muy retrasada, próxima al eje trasero, tracción trasera y un techo rígido plegable totalmente automático.
El nuevo BMW Z4 ofrece todo el placer de conducción de un biplaza descapotable BMW con un estilo particularmente refinado. Circulando con el techo plegado, este sobresaliente biplaza proporciona la refrescante experiencia del brillo del sol y las caricias de la brisa; con el techo cerrado, asegura el mismo nivel de confort global que un cupé deportivo del segmento premium. Con su amplia gama de diversas aptitudes, el nuevo BMW Z4 es, de hecho, el renacimiento del biplaza descapotable.
Aquí de nuevo es muy apropiado citar a “BMW Blätter”, los folletos originales de BMW, en su descripción del BMW 315/1 allá por 1934: “De forma resumida, se pueden describir los nuevos deportivos de BMW como los automóviles más rápidos, bellos y fiables concebidos para proporcionar a los conductores deportivos ambiciosos una apasionante experiencia tras otra, combinando al mismo tiempo todas las ventajas de un económico automóvil de turismo”.

 Publicado por en 17:21

MINI United: un imán para los aficionados de todo el mundo 25.000 entusiastas de más de 40 países se reunieron en Silverstonepara desearle un feliz 50º cumpleaños a MINI

 BMW  Comentarios desactivados en MINI United: un imán para los aficionados de todo el mundo 25.000 entusiastas de más de 40 países se reunieron en Silverstonepara desearle un feliz 50º cumpleaños a MINI
may 292009
 

La tercera edición del Festival que ya se ha convertido en leyenda, el MINI United, este año se celebró del 22 al 24 de mayo bajo un sol espectacular, en el circuito de Fórmula Uno en Silverstone, Inglaterra. 25.000 aficionados de más de 40 países peregrinaron hasta la mayor reunión del mundo de este tipo. Llegaron en más de 10.000 MINI, muchos de ellos personalizados con exquisito gusto. Numerosos clubes alemanes de aficionados se las arreglaron para acudir a la reunión, la mayor parte de ellos en coche, haciendo un largo viaje desde el Reino Unido. Incluso para los participantes de países tan lejanos como Rusia, los Estados Unidos o Sudáfrica, ningún esfuerzo o coste fue demasiado grande para asegurarse de que podían rendir tributo personalmente a este clásico británico en su 50º cumpleaños. Igualmente determinados a no perderse esta genial combinación de acción en el circuito, festival musical y espectacular estilo de vida, asistieron un gran número de celebridades.
Como parte de la primicia mundial de los nuevos modelos especiales Mayfair y Camden, la icono de la moda británica e inventora de la minifalda Mary Quant, que actualmente cuenta con 75 años de edad, desveló un secreto guardado durante mucho tiempo: la designación “minifalda” no está derivada de la célebre brevedad de la prenda; fue su querido automóvil el que la inspiró cuando eligió el nombre.

Para celebrar el 50º aniversario, también hubo un MINI que reinterpretó el extravagante modelo de George Harrison. Este automóvil, entregado a Olivia Harrison el sábado por la noche, cumplía de forma precisa el diseño encargado por la viuda del guitarra de The Beatles. Aceptó el regalo en nombre de la fundación benéfica Material World, que George Harrison fundó en 1973. El coche será subastado este año para recaudar fondos para la fundación. “George fue un gran aficionado de los MINI y habría disfrutado con esta nueva versión. El hecho de que las celebraciones del 50º aniversario de MINI también beneficien a nuestra fundación, ha hecho que sea una colaboración tanto divertida como significativa”, declaró Olivia Harrison.

Pero hubo muchos más automóviles singulares que hicieron las delicias de los aficionados. El creador de moda británico Paul Smith de nuevo presentó el modelo creado por él, mientras que también se mostraron los diseños de David Bowie, Kate Moss, Missoni y el aclamado ilustrador y diseñador gráfico Alan Aldridge. También estuvieron los aplaudidos diseños de los coches originales de películas como “The Italian Job” y “Austin Powers”.

La mayor atracción del Festival United fue la aparición del “padre de los mod”, Paul Weller, en otro tiempo líder de los dos grupos legendarios The Jam y The Style Council, y en la actualidad ya desde hace tiempo y con gran éxito artista en solitario. “Como he conducido MINI toda mi vida, estoy encantado de poder unirme a la celebración de su 50º cumpleaños”, declaró Weller. Como tributo a este artista británico, el grupo Twisted Wheel interpretó una versión de uno de sus clásicos, “That’s Entertainment”. Esta canción estará disponible exclusivamente en la página web de MINI: www.minispace.com

 Publicado por en 20:35

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Z2:
No se encontro ninguna web